La nutrición adecuada a nuestras necesidades

Mucho de como somos en el presente, está influenciado por lo que vivimos o lo que nos transmitieron nuestros padres durante la infancia. Las elecciones que hacemos ahora de adultos, están relacionadas por los excesos o carencias que tuvimos cuando fuimos niños. Casi todas las corrientes psicológicas se basan en las experiencias del pasado, algunos especialistas piden al inicio de la terapia, una biografía.

Nuestro peso, también va en relación a las primeras etapas de vida. Y no sólo por lo que nos dieron de alimentos, sino por esas frases que escuchamos: “No cenes pesado porque vas a engordar”, o que tal esta: “Nada de harinas después de las 5 de la tarde, porque todo se te va a las caderas”. Y otras tantas que ya iremos comentando; sin embargo estas “creencias” van formando nuestro inventario nutricional con información ambigua. Sigue leyendo

Artículos relacionados:

¿Cómo me comunico con mis hijos?

Sin dudarlo uno de los temas más recurrentes al que los padres de familia vuelcan su atención es la comunicación hacia sus hijos. Existen miles de publicaciones que nos hablan del tema, así como libros, conferencias y hasta en las canciones; sin embargo las preguntas siguen surgiendo “¿Por qué mi hijo no me cuenta que le paso?”, ¿Le pregunto o mejor espero a que él o ella me lo digan?”, ¿Solamente me dice sí o no?”.

El psicólogo infantil Claudio Chejfec advierte que los silencios o un portazo, también es una forma de comunicarse.

Quizás sea las ideas preconcebidas que cada persona tiene de este concepto. Cuando una pareja tiene hijos, detrás de ellos llega también el choque ideológico, ambos vienen con una educación distinta y les es difícil coordinarse a la hora de la educación.

Talvez la recién mamá no tuvo un contacto cercano con los padres y entonces todo el tiempo quiera platicar con los hijos, mientras que para él papá la comunicación sea por medio del juego. Sigue leyendo

Tips para cuidar a tu corazón

Para algunos febrero es sin duda el mes de los enamorados, aun sin que tengan una relación, en el ambiente se respira amor. El corazón ha sido la parte del cuerpo que desde mucho tiempo atrás se le ha relacionado con este sentimiento. Desde niños dibujamos corazones en los cuadernos unos – más extremos – lo hacen con navaja en algún tronco del árbol.

Entonces si el corazón va de la mano con el amor, primero deberás checar que tal está el tuyo antes de compartirlo con tu pareja.

Cuida tu alimentación:

La dieta saludable y balanceada va de la mano con una buena salud cardiovascular. La sal y los alimentos grasosos perjudican tu corazón. Así que mejor opta por el atún o el salmón, así como beber té y comer chocolate amargo. Estos ayudarán a bajar los niveles de grasas en sangre y mantener la presión arterial. Sigue leyendo

Artículos relacionados:

Notas más vistas
Temas